miércoles, 17 de diciembre de 2014

On The Road: TANGERINE FLAVOUR - 11 Dic 2014

TANGERINE FLAVOUR
11 de Diciembre de 2014
E.T.S.I. Agrónomos - Madrid, España
(Concierto de Navidad Agrónomos 2014)
 

miércoles, 3 de diciembre de 2014

De 5 en 5: Recomendaciones literarias II

VIDA: MEMORIAS DE KEITH RICHARDS
Keith Richards / James Fox
(Autobiografía)
Comprar   














JETHRO TULL Y EL FARO DE AQUALUNG
Vicente Álvarez
(Música/Biografía)
Comprar
 












TELEGRAPH AVENUE
Michael Chabon
(Novela)
Comprar  
 
 










LAS FLORES DEL MAL
Charles Baudelaire
(Poesía)
Comprar
 












ALFREDO DI STÉFANO: HISTORIAS DE UNA LEYENDA
Enrique Ortego / Luis Miguel González
(Deporte/Biografía)
 

jueves, 28 de agosto de 2014

Fogerty & Anderson.

 
JOHN FOGERTY (Músicos en la Naturaleza)
Hoyos del Espino, Ávila - 5 de Julio de 2014
 







 
 
 
IAN ANDERSON (Madgarden Festival)
Madrid - 8 de Julio de 2014




 
Fotos de Pablo A. Martín

Bienvenida a mí mismo.

No hay nada como volver a casa
Siempre y cuando no se haya movido de sitio.

martes, 3 de junio de 2014

Colaboraciones Literarias - Revista Letras de Parnaso (Edición 21)


 
Casi sin hacer ruido ha pasado ya otro mes y eso significa que podemos disfrutar de un nuevo número de Letras de Parnaso. De nuevo me han dejado un hueco en la sección de poesía y lo he llenado con unos versos inspirados por cierta parisina...

miércoles, 14 de mayo de 2014

Johnny Winter - Teatro Lara, Madrid, 13 de Mayo de 2014

LA LEYENDA DEL BLUES
 
Johnny Winter, el legendario bluesman tejano, es ya un habitual en la agenda de conciertos madrileña, pero para mí fue la primera vez. Por fin pude ver (en el Lara, cómo no) a uno de los guitarristas más sobresalientes del blues/rock, mito viviente de la música, miembro de honor de ese selecto club de virtuosos de las seis cuerdas a los que escuchas una y otra vez pensando '¿cómo coño ha hecho eso?', aquellos con los que has aprendido a tocar y has descubierto la música negra de los doce compases.
 
 
Tras una breve introducción instrumental de su banda (Paul Nelson a la guitarra, Tommy Curiale a la batería y Scott Spray al bajo) apareció en escena la leyenda, un Winter afectado por el paso de los años y por el de los excesos, delicado, maltrecho y cuidando cada paso hacia su silla, pero seguro de sí mismo con su impresionante sombrero y una maravillosa guitarra al hombro (qué alegría que ya no utilice esa Lazer, sin clavijero, tan espantosa). El público le recibe con la más cariñosa de las ovaciones, saben que no van a ver al mejor Johnny, pero reconocen la trayectoria, la clase, las ganas, el esfuerzo, el estilo y el tesón que sigue demostrando el viejo lobo del blues en cada concierto.
 
En el aspecto sentimental el concierto fue magnífico, inolvidable para alguien joven como yo, una nueva oportunidad que nos brinda el ciclo 'Leyendas con Estrella' de ver en directo a las figuras clave de la música que amamos y que parece ya tan alejada de nuestro tiempo y de nuestras modas. En lo musical, desgraciadamente, no pude salir tan satisfecho. La principal causa de ello fue, sin duda, el pésimo sonido. Es un hecho consumado el que los técnicos de sonido en España son un cero a la izquierda, pero en noches como esta llegas a pensar que su incompetencia no tiene límites. Es cierto que a Winter siempre le ha gustado un sonido sucio en directo y que su banda mete mucha más potencia que cualquiera de las que toca en un teatro como el Lara normalmente, pero no hay justificación para semejante despropósito. La voz de Johnny (que la conserva mucho mejor de lo que cabría esperar) apenas se alcanzaba a intuir durante la primera mitad del concierto y los instrumentos fueron un 'batiburrillo' que poco a poco se fue arreglando más mal que bien. Pero lo peor ocurrió nada más salir el maestro al ruedo, ya que cuando se disponía a deleitarnos con su primer punteo... su guitarra no sonaba. ¡Tócate los cojones! Vas a un concierto de uno de los mejores guitarristas del planeta y precisamente falla el sonido de su guitarra. De locos. El pobre Winter estaba desconcertado, movía el volumen de su guitarra pensando que era fallo suyo y preguntaba a su banda si era cosa del ampli, pero no querido Johnny, no es culpa tuya, es que estás tocando en España.
 
Pero vayamos a lo divertido, al blues y, cómo no, al rock and roll, porque aunque yo soy fan del Winter bluesero, es innegable que de lo que más ganas tenían mis compañeros del público era de sus temas rockeros, grandes vueltas de tuerca a temas ya clásicos como 'Jumpin' Jack Flash' de los Stones, ‘Johnny B. Goode’ de Chuck Berry o 'Highway 61' de Dylan que le dieron fama mundial a finales de los sesenta y principios de los setenta y que no faltaron en su repertorio. Los dedos de Winter mantenían su frescura en la mitad grave de su guitarra y empeoraba cuando se desplazaba mástil abajo hacia la zona aguda, pero su clase sigue intacta, inmune a los años. Puede que esté ciego de un ojo y que su salud sea delicada, pero su gusto y visión del blues nunca le abandona y para mi gusto, fue precisamente en los blues donde más brilló: ‘Got My Mojo Working’, popularizada por su gran amigo Muddy Waters, o ‘Good Morning Little Schoolgirl’, grabada por Sonny Boy Williamson en 1937 y versionada muchos años después por los Yardbirds de Eric Clapton, fueron algunos ejemplos de lo que aún sabe hacer como pocos, aunque serían los bises el momento culminante de la noche, cuando vimos aparecer al norteamericano entre gritos y aplausos con su mítica Gibson Firebird y su slide. ‘Dust My Broom’ fue la mejor canción del concierto, sonando como aquellos míticos años del blues que nunca nos cansaremos de rememorar. Gracias Johnny, nos vemos pronto.
 


 
 
 
Pablo A. Martín Grande
Madrid, 14 de Mayo de 2014
(Fotografías de J. Andrés Martín Rojo)

lunes, 5 de mayo de 2014

Colaboraciones Literarias - Revista Letras de Parnaso (Edición 20)



Aquí muestro el nuevo número de 'Letras de Parnaso', que lleva veinte meses ya regalándonos cultura y entretenimiento. Mi gusto por el café muy presente en el poema que publico para la ocasión. Feliz lectura.

domingo, 13 de abril de 2014

martes, 8 de abril de 2014

De 5 en 5: Recomendaciones literarias I

CUENTOS SIN PLUMAS
Woody Allen
(Relatos humorísticos)
 
 

CARTAS A UN JOVEN POETA
Rainer Maria Rilke
(Cartas)
Comprar
(También: Edición recomendada)



RARO
Benjamín Prado
(Novela)
 
 
 
EL ARCHIPIÉLAGO
Friedrich Hölderlin
(Poesía)
Comprar



EL ENREDO DE LA BOLSA Y LA VIDA
Eduardo Mendoza
(Novela)
 
 

martes, 1 de abril de 2014

Colaboraciones Literarias - Revista Letras de Parnaso (Edición 19)



Entre los jazmines
y las rosas blancas
del balcón florido,
me miré en la clara
luna del espejo
que lejos soñaba...
Abril florecía
frente a mi ventana. (Antonio Machado)


Efectivamente, llegó abril y con él un nuevo número de 'Letras de Parnaso'. En ella, mi nuevo poema 'Por tu cabeza...'  convive alegremente con una interesante entrevista al siempre peculiar Sánchez Dragó y con artículos, relatos y versos de grandes escritores con los que tengo el gusto de participar en esta publicación. Pasen y vean.


Los grandes discos que probablemente usted no conozca - N° 1: LUIS YEPES 'El Baile de Muertos' (2014)


En este triste tiempo en el que la música se encuentra ingresada, en estado grave y con pronóstico reservado, aparece esta dulce medicina llamada 'El Baile de Muertos', parida en los laboratorios Luis Yepes & Borja Costa, y que vuelve a permitirme utilizar innovación y calidad musical en una misma frase. No es ni un disco fácil de digerir ni el trabajo que esperas de un chaval de 18 años, no trata temas convencionales y aún menos convencionales son las texturas y estructuras de los temas que lo forman. Es algo que no me atrevo a catalogar. Muerte, sexo y misterio que nos llegan como una sacudida envuelta en sonido americano.
 
Pasemos a leer el prospecto de la pequeña droga que tenemos entre manos.
 
La homónima ‘Baile de Muertos’ abre el repertorio con una intro tenebrosa y oscura que nos da la bienvenida a una fiesta en la que todos los invitados huelen a azufre y en la cual somos partícipes de un recorrido inevitable hacia la muerte, que se acerca entre campanas y clavos de un ataúd que, finalmente, queda cerrado.

No me dejes ver el cuerpo

No quiero verme cuando yo esté ahí

Tú sólo empuja la caja hacia dentro

Tú sólo ayúdame a sonreír.

Al final con tintes épicos de ‘Baile de Muertos’ le sigue ‘Todos Ellos’, la canción más desenfadada del disco, que fue lanzada como sencillo y que trata temas muy recurrentes con elegante sutileza. ¿Qué se esconde detrás de ese amable ritmo y esa pegadiza melodía?

Tienes fuego adentro, no te dejas caer

Dices que tienes miedo, tienes miedo a perder

Y el miedo no se cura sin antes morder…

El legado del mismísimo Marc Bolan aparece en ‘Fantasmas’ donde Luis Yepes nos obsequia con su lado más glam que al ser hábilmente mezclado con un toque rockabilly genera un resultado que, personalmente, me apasiona. La letra en la onda de este joven poeta de las sombras.

 Sales por la puerta cada mañana

Con tacón de aguja, clozaril, un par de rayas

Hoy serás la estrella, caeremos sin decir nada…

Cambiamos de tercio con la llegada de la cuarta pieza del álbum. ‘Caballero’ nos muestra una faceta distinta pero con el mismo aura de misterio. El artista demuestra su buen hacer en temas acústicos donde hacen acto de presencia influencias más apartadas del rock como puede ser la del cantautor Nacho Vegas. Una maravilla.
Bebe el silencio ahogado en el hielo

Y crea un espejo en donde tú no estás delante.

El disco llega a su fin con ‘Calla’, un experimento sonoro a modo de extra que complementa un disco rompedor y arriesgado pero al mismo tiempo enormemente acertado y que permite situar a Luis Yepes, sin miedo a la equivocación, como un exponente de gran importancia en el futuro del rock patrio a medio y largo plazo.  

Para terminar me gustaría expresar mis mejores deseos a Low Whistle Records y felicitarles, una vez más, por su excelente trabajo. No dejen de escuchar al señor Yepes, dará mucho (más) que hablar. Pero por favor, si se hacen adictos tengan en cuenta los efectos secundarios.

Por los vivos guardamos silencio.
 
 

miércoles, 26 de marzo de 2014

Colaboraciones Literarias - Revista Literaria Palabras Indiscretas (Número 11)



No todo es poesía en esta vida y la revista digital `Palabras Indiscretas' me ha dado la oportunidad de cambiarme (al menos por un rato) de los versos a la prosa. En este interesante número 11 aparece un pequeño relato al que he titulado 'La forma que tenía de apurar sus cigarrillos'. Nos leemos.

miércoles, 19 de marzo de 2014

Brad Mehldau Trio - Teatro Lara, Madrid, 17 de Marzo de 2014

EL ARTE DEL TRÍO


Dicen. Dicen que al Jazz le faltan grandes figuras, esos mitos vivientes de las décadas doradas que poco a poco han ido pereciendo con el paso del tiempo sin que su lugar sea convenientemente ocupado, dejando tras ellos un vacío desalentador.
Dicen. Dicen también que cuando los ordenadores hagan música, sonarán como Brad Mehldau. Dicen que no transmite, que no convence, que no está a la altura de los grandes...
Dicen. Dicen muchas cosas.
 

La noche llegaba a Madrid y la agradable temperatura invitaba a dar un paseo antes de entrar en el Lara. Poco a poco la entrada del teatro se llenaba de un público peculiar, el Jazz parece haberse convertido en algo cool y, ciertamente, no me agrada el rollo moderno que se cierne sobre él. Pero lo cierto es que la acogida fue satisfactoria y el Lara al completo esperaba la aparición en escena del señor Brad Mehldau y sus acompañantes. Con habitual retraso el trío salió al escenario en medio de una gran ovación. Larry Grenadier al contrabajo y Jeff Ballard a las baquetas acompañaban a Mehldau. Allí estaba. Tímido, ausente, distraído. Raro. Mucho había escuchado y leído, pero de nada sirvió. Allí vi a un genio del Jazz, a un heredero de los grandes vestido con americana y una camiseta de AC/DC. Allí comprendí el motivo de tantas críticas y descalificaciones. Brad Mehldau es demasiado bueno para nuestro tiempo. Un personaje que hubiese sido mitificado en el acto hace 50 o 60 años, que hubiese sido un referente en los años del bebop y el hard bop, es sin embargo un apestado para ciertos círculos en la actualidad. Y lo mejor de todo es que estoy convencido de que eso a él le encanta, es un tipo que disfruta haciendo lo que le da la gana. Un claro ejemplo es su alternancia de conciertos en solitario con experimentos electrónicos y, como en este caso, con giras en formato trío. Un trío que, desde luego, es una maravilla. Con los ojos cerrados y en perfecta armonía los tres músicos nos llevaron a cotas de éxtasis musical cuyo camino de llegada pocos conocen. No tengo dudas. Fue un privilegio asistir a un recital así y un placer volver a casa con la certeza de que sí, aún quedan leyendas en el Jazz y de que Brad Mehldau es, indudablemente, una de ellas. Digan lo que digan.
 
Pablo A. Martín Grande
Madrid, 18 de Marzo de 2014

martes, 11 de marzo de 2014

GALERÍA FOTOGRÁFICA: Concierto de Scorpions, Madrid, 8 de Marzo de 2014

El adiós de Scorpions en imágenes

Por:
Unai Arranz, Alba Gómez, Jero Camero, Edurne Fuente,
Marta 'Bryan', Estefy Muñoz y Pablo A. Martín
 
 
 
 
 
 

 
 



 


 
 
 
 
 
  
 
 
 
  
 

 





 
***
 


 
Madrid, 8 Marzo 2014